Inertización y anulación de depósitos de combustible

De acuerdo con la normativa vigente, la inertización de depósitos de combustible y la anulación de los mismos una vez fuera de servicio sólo puede ser llevada a cabo por profesionales y empresas reparadoras autorizados que dispongan del correspondiente carnet de categoría PPLIII.

El procedimiento para dejar un depósito de combustible líquido fuera de servicio se recoge en la Instrucción Técnica Complementaria MI-IP06 (Real Decreto 1416/2006 de 1 de diciembre) «Procedimiento técnico de anulación de tanques de almacenamiento de productos petrolíferos» e incluye los siguientes pasos:

  • Apertura de tapa y desgasificación del tanque
  • Medición de ausencia de explosividad
  • Extracción del residuo existente
  • Acceso al interior del depósito por parte de operarios con sistema de respiración autónoma para proceder a la limpieza interior
  • Extracción de los residuos generados por la limpieza y gestión medioambiental de los mismos a través de gestor autorizado
  • Medición de ausencia de explosividad e inspección visual
  • Rellenado con material inerte (hormigón de limpieza, arena, espuma) o extracción del tanque (en caso de depósitos enterrados) o bien retirada para reutilización o achatarramiento
  • Sellado de las instalaciones anexas
  • Reposición y consolidación del terreno (en caso de depósitos enterrados)

Una vez realizados todos los pasos se emite por parte de la empresa reparadora un certificado de OCA del proceso, así como de la gestión de los residuos gestionados de acuerdo con la legislación sobre residuos.

El Grupo Mardaras cuenta tanto con los medios personales como materiales, así como con las autorizaciones reglamentarias necesarios para ofrecer el servicio integral de inertización y anulación de depósitos de combustibles líquidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *